Buscar

Día de La Mujer

marzo 9, 2022

“Un chuzoncito con amor”, esta es tal vez la frase que más ha marcado a varios usuarios que se han vacunado contra el Covid-19 en la Clínica Los Rosales, allí la enfermera Luz Karime Quintero,recibe a los pacientes con dichas palabras tratando de darle seguridad y calidad  a los pacientes. Su amor y vocación nos ha llevado a destacar esta historia en el Día Internacional de la Mujer.

 

Pereira, Marzo 2022 Algunos le temen a las agujas, otros sienten pánico al ver cualquier elemento cortopunzante, pero encontrar una cara amable, y una voz de aliento en medio de la incertidumbre, cambia todo un panorama. Precisamente eso es lo que pasa con los usuarios que se han encontrado con Luz Karime Quintero Arango enfermera de vacunación de Covid-19 de Clínica Los Rosales.

Ella con todo el profesionalismo, cariño, amor y vocación del mundo, siempre que va a vacunar, le dice a los pacientes que solo es un “Chuzoncito con amor”, unos se ríen, otros agradecen dicha amabilidad, puesto que este proceso se hace difícil más para unos que otros. Y es que esta profesional, ha sacrificado tiempo y familia dada su profesión, labor que se intensificó hace un año, cuando comenzó a vacunar.

“Realmente cuando comenzaron las jornadas de vacunación fue totalmente difícil, habían jornadas entre 600 a 900 personas que se debían vacunar, existía un desgaste físico y emocional, pero no nos importaba, estábamos haciendo algo para lo que finalmente nos prepararon. Se sacrificaron momentos con nuestras familias, parejas, pero todos lo hicimos con mucho cariño, sabiendo que estábamos aportando algo a la sociedad”.

 

Viene por más

Y es que en un año de vacunación en los dos puntos que tiene la Clínica Los Rosales, a la fecha se han logrado 72295 dosis aplicadas muchos de estos chuzones realizados por Luz Karime “Cumplimos un año vacunado, el proceso ha sido satisfactorio, ha sido un logro llegar a la meta de más de 70 mil usuarios vacunados. La gente ha sido muy receptiva, se ha encontrado adherencia a la tercera dosis, muchas anécdotas, yo utilizo el chuzoncito con amor, unos se ríen porque tienen susto, temor pero cuando encuentran una cara amable, no solo de parte mía sino de todo nuestro staff de enfermeras que hacen su labor con amor y entrega, ellas siempre están prestos en todos los procesos, berracas, profesionales, que resaltan ese profesionalismo que las caracteriza a ellas”.

 

Oficina de prensa

Clínica Los Rosales

Facebook Instagram Youtube